Señor, ¿Me dice la hora?

Apenas tengo 22 años, pero hay momentos en los que a uno esos 22 años se le caen encima como bidones enormes llenos de plomo. Esos momentos en los que estás en la playa, y escuchas: ¡Señor! ¡Señor! ¿Me acerca la pelota?. Algo se rompe dentro de ti cuando eres consciente de que se dirige a ti. ¿Señor? ¿Cómo que señor? ¡Sí hace nada yo estaba bebiendo y bailando con el resto de la juventud!

Te empiezas a replantear muchas cosas entonces ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Qué quiero conseguir? ¿Me dejo barba, bigote o perilla? ¿A quien queremos engañar? Lo primero que piensas es ¿Tan viejo parezco? El primer miedo que sientes es el de no poder hacer las cosas que te gustan por parecer viejo. Que la gente te llame viejo solo te recuerda que falta poco en convertirte en uno de ellos. Un ser que trabaja, vive solo, paga facturas y reduce su ocio a los fines de semana, en definitiva, un adulto hecho y derecho.

Yo no tengo ningún problema con envejecer. Es algo que tiene que ocurrir y punto, yo lo acepto. Ya se lo dije a una amiga el otro día, yo quiero envejecer, me gustaría morirme de vivir, agotar toda mi vida, y para eso es inevitable envejecer. Lo que me da miedo es envejecer rápido. Yo todavía no estoy preparado para que me digan “Señor”, eso es algo que aún se lo reservo a mi padre y su quinta.

Anuncios

2 pensamientos en “Señor, ¿Me dice la hora?

  1. Pingback: Tweets that mention Señor, ¿Me dice la hora? « Dando vueltas por la ciudad -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s